lunes, 8 de junio de 2015

Quien probó esa sangre...


Mueren alas de pájaros en jaulas,
es tan extraño, el pájaro se queda
muy tranquilo ¿su vuelo es otro vuelo?


Se seca el poeta en su confort falso,
va a explotar en un triperío trenza,
no podrá callar a sus dedos boca.


No se puede parar,ya no se puede
si es que fueron verdades sus delirios
la poesía,es el gran rezo y el hachazo.