martes, 1 de marzo de 2016

momentos


es tan lisa tu vida
tan desesperadamente chata
que te adornás el rulerío
con mechones de sol
buscando un brillo inútil


la vida mi querida
no está esperándote en el misticismo
de los iluminados


la vida es acá y ahora

no hallarás ollas de oro al final del arcoíris

hay en vos una cruda matriz 
que exporta demonios cuando sufre

será porque la vida te debe muchas vidas 

demasiadas