viernes, 20 de junio de 2014

rosario re-versible (1,2,3....)

la deja allí porque ya es tiempo
su sonrisa es tranquila

la envuelve en mantas de ternura
con calma puntillosa

ha tocado fondo pero es un fondo justo
eleva la cabeza y calla

la observa a la distancia suficiente
como se observaría a algo ya resuelto

un camino sin usar gastado
otro ahí para intentar

no es que el de ahora prometa maravillas
pero es un punto

un punto de partida en la recta final
patética conclusión

se ríe

las lágrimas no llegan
nunca lo hacen

no les cae simpática parece
por su eterno cogote debe ser

jamás vienen a aliviarla

no le importa
sólo quiere terminar con eso

es tiempo de descanso
                  
                                                                                                                                                                                                      II

no va a ser fácil adaptarse a esta piel nueva
la que dejó atrás tenía demasiadas marcas

era casi un bosque de árboles con frutos venenosos
frutos con vicios de autoreclamo y delirio 

pero algo hay adentro que empuja
no es alegría ni esperanza

qué palabra que nunca le gustó

esperanza

no es nada de eso es cómo un hoyo inmenso
se le abrió de pronto

y que raro 

porque encuentra que lo que más siente es compasión
una profunda compasión

ve tan claro las carencias de su especie
su estupidez

su cobardía paridora de sicópatas

sobre todo percibe el dolor injusto siempre
que no repara dónde cae 

o sí lo hace 
por eso hay ases y zetas en la agenda del horror

y por eso hay horror

                                                                                                                                                                                                III

habrá que empezar a empezar
suspira

por qué será tan difícil
aceptar cómo sencillo lo sencillo

ella siempre tuvo claro los mojones
y los saltó

o los ignoró a casi todos
sólo respetó los del otro

pero ahora quiere tirarlos
quiere abrirse el pecho y que le duela

atreverse a sacudir la culpa
hay tanto por hacer ahí nomás a su costado

y en su adentro
sobre todo en su interior

demasiado remiendo descosido
hay que barrer las cenizas

tirarlas lejos

hay que quererse y aceptar
uy quererse

tan natural como el respiro debería ser
no lo es y lo sabe

la parada más brava es con ella misma
recorrerse perdonar encontrar calma

nadie se puede ofrecer si no se tiene
piensa

habrá que enfrentarse al espejo canarita
sonríe irónica pero firme

imagen de Francesca Woodman 
habrá que…