viernes, 26 de diciembre de 2014

amnesia del alma



una pelusa de risas y colores
donde el príncipe sapo
despierta de su hechizo 
con el sagrado beso
de la dulce princesa 

una pelusa 
donde me lata nervioso el corazón
porque llega mi amado
y con él la pasión y el éxtasis

la modorra de una agitada noche 
anclada entre sus brazos
relajada

un largo paseo por la orilla del mar
tomados de la mano 
en la puntilla espumosa
que acaricia los dedos 

pero no tengo esa historia para darles
ni príncipe sapo
ni amado ni siquiera pasión

yo solo tengo todo lo que no soy
lo que no tuve porque no lo quise
no es que sea masoquista
 víctima mucho menos

soy un saco roto que gota a gota
se murió de hastío

solo eso tengo para contar

quimeras
ni siquiera utopías