jueves, 4 de diciembre de 2014

Maldito treinta

Tomate de mi mano, caminemos 
¿por qué vas a marcharte tan temprano? 
¡tenés tanto que hacer en tus océanos!
¡es todo tan reciente y espontáneo!

¿Por qué? Es muy injusto, demasiado, 
me aprieta la garganta tanta pena, 
Nerís amigo mío es otro treinta 
garcado por la muerte a bocajarro.

Mañana lloraré tu despedida,
ahora no comprendo sus argucias
en tu vida gentil y tan magnífica.

Qué angustia y desperdicio,vaya mierda, 
qué imbécil y traidora es esa sucia.
Ha vuelto a desangrarme el día treinta.
Guayasamin