viernes, 22 de diciembre de 2017

mi entrañable duende transparente

integro y algo triste
mi siamés del alma grita
grita callado
íntimo 

aún sin saber a qué se debe su alarido
sus raros estertores 
su hado oscuro
su hado claro
te quema con el fuego de su grito 

a veces besa a las galaxias 
otras se revuelve las tripas en el barro 

a veces sueña con su propia princesa
(su pródiga princesa)
 tocaya de su amante atemporal 

a veces quisiera estar adentro del espejo
ser el espejo 

siempre habla de espejos
de niñas en la nieve
o de muertes vivas y amorosas 

él no es un poeta surrealista
es un espectro surreal