jueves, 3 de julio de 2014

peregrínome

todo está tan claro a veces
que quedo más ciega

por qué siempre ando buscando
no lo sé
cuándo me camine todas mis arterias
quizás lo averigue

es tan trabajoso vivir caminándose
sin tener señales

andar hacia adentro pero para atrás
porque lo que busco está en mi cordón

ese imperativo deseo de ser
 está bien difícil
si ni sé qué busco 

seguiré nadando de todas maneras
mientras quede oxígeno
y un chorro de sangre...

en ese jacuzzi de mis venas
también me busco en vos

en la tabla de salvarme que fuiste
o que yo creí que eras
en mis flamantes veinte

por qué acepté que me salvaras

no sé si fuí  cagona
o vos oportunista

no es tiempo para eso ahora

treinta años loco
¡treinta!

no te culpo
tan sólo me pregunto

en vez de hacer de salvavidas
por qué no me enseñaste a remar