viernes, 14 de noviembre de 2014

maresía

Imagen de Rory Kurtz 

I
qué brillantes puntillas
qué arrebato inefable
de poder y belleza

cuando estoy junto a él
frente a él
no me pidan que escupa
no intenten enervarme

no soy yo cuando estoy en sus brazos
me quedo quietita
extasiada
tan pero tan lujuriosa

ni soñar con caricias más fuertes

yo lo monto
él me monta
me sube y me baja
se hamaca
me encorva y se encorva

sus caricias saladas son únicas
no hay amante que excite como él

después tan cansada
tan plena
me echo en sus pies infinitos
ya me puedo morir otra vez
II
ayúdame
cuéntales lo que haces conmigo
vamos diles
titiritera del diablo
como mueves mis dedos y les dictas
las cosas que yo ya enterré

ven aquí santa mía
amor mío

cuéntales como violas mi alma
desgarrando con tu boca vámpira
mis arterias ocultas

pero diles también que sin vos
yo me muero
me borro
aunque me hagas sufrir

amame esquiva o hiriente
transgresora
violenta
abusiva

 como quieras

pero nunca mutiles mis alas
son las únicas que me atrevo a tener