domingo, 9 de febrero de 2014

Vuela mi eclipse

Hola... todavía estás ahí
siempre estás ahí
hace tanto
hace casi toda mi vida
¡y yo sin decirte mi amor!
y vos sin decirme ¡basta!.
¿Por qué no te vas?
aunque no podría seguir quizás
sería feliz si pudieras. Ser .

Es que te quiero tanto.
¡Tanto!

Por vos broté y me sentí potente
me sentí importante cuándo un “mamá”
me hizo crecer de todas mis infancias
cuándo enloquecida
no quería vivir
vos estuviste
cálido paz inmenso
mi amigo mi mano
y después de todo
mi amante
el único
¿por eso te quedaste?

No me debés nada
hombre querido
entrañable compañero
sólo es que me apena
si te sentís cansado
a veces te observo
y hay tristeza en tu frente
hay un halo amargo
no quiero ya no quiero
porque te quiero tanto.
Tanto

Hasta incestuoso es este nudo
que me ata a mi posición
de feto cuándo duermo
enganchada de tus corvas
mis rodillas congeladas
mi brazo cruzándote la espalda
todos los problemas se terminan
estás ahí

Por eso me digo
¡es hora de crecer maldita mochila!
¡es hora de soltar!
no seas egoísta mujer
es hora de...